Archivo

Archive for the ‘La narrativa española de la Posguerra hasta finales de los años 60’ Category

La narrativa española de la Posguerra hasta finales de los años 60

18 enero, 2013 2 comentarios

Por Gloria Pintor Serrano, B2C

Panorama general: En esta etapa la tendencia estética dominante es el realismo. Distinguimos las siguientes orientaciones:

Década de los 40: predomina el realismo tradicional y surge el tremendismo. Las obras son Nada, de Laforet y La familia de Pascual Duarte, de Cela. Al final de esta década, La colmena (de Cela) inaugura una nueva forma de modelar.

Década de los 50: continúa con el realismo tradicional pero predomina el realismo crítico – el cual refleja la realidad de la época en sus dos vertientes, neorrealismo y realismo social-. Otras tendencias son la novela de fantasía y la metafísica.

Década de los 60: dentro de la preocupación social y reflejo de la realidad de la época se produce una renovación estructural y lingüística de la narrativa inaugurada por la obra Tiempo de silencio (1962) de Martín Santos.

Los años 40: Cela y Laforet

La literatura de los años 40 está influida por las consecuencias de la guerra y las circunstancias sociopolíticas y culturales, por los que las obras se incluyen en el realismo tradicional.

CAMILO JOSÉ CELA

  1. Familia de Pascual Duarte (1942): obra importante en el resurgimiento de la narrativa de posguerra. Es una autobiografía de un condenado a muerte. El ambiente rural de la España anterior a la Guerra Civil y las circunstancias familiares en las que crece Pascual están determinadas por la pobreza, la crueldad y la brutalidad. En ella predomina la violencia.
  2. La colmena (1951): caracterizada por los testimonios del Madrid de la posguerra y la renovación narrativa en su estructura y estilo. Describe la vida de unos personajes marcada por las privaciones, la miseria, la falta de ideales, el miedo y la impostura. La obra se enmarca en el objetivismo y destaca por el protagonista colectivo, la secuencia de acciones sin orden cronológico y el habla coloquial madrileña. Los temas son la miseria y el sexo.

CARMEN LAFORET –ganadora del primer premio Nadal en 1945-.

  1. Nada (1945): obra realista, sencilla y testimonial de la España de posguerra, que trata de la historia de Andrea: joven que se traslada a Barcelona para realizar sus estudios universitarios, alojándose en casa de unos familiares pobres y con conflictos. Al final, se marcha a Madrid.

El exilio: Sender, Aub y Ayala

La narrativa del exilio gira en torno a al tema de España: el recuerdo de la infancia y la juventud, la guerra, la tragedia del exilio… Los autores del exilio cultivaron un realismo renovado.

RAMÓN J. SENDER: cuenta con:

–  Una producción novelística anterior a la guerra, de denuncia social, por ejemplo: Imán (1930).

–  Otra, posterior a la guerra: Réquiem por un campesino español (1953), obra que cuenta la vida y el fusilamiento de un joven aragonés que lucha por los derechos de los campesinos; y Crónica del alba (1942-1966).

MAX AUB: importante narrador con extensas obras. La serie sobre la Guerra Civil y sus consecuencias: Campo de los almendros (1968), Campo cerrado (1943)… En esta presenta una gran riqueza lingüística en los diálogos. Otra obra es La calle de Valverde (1961).

FRANCISCO AYALA: prosa reflexiva con una visión crítica, satírica y pesimista del ser humano. La cabeza del cordero (1949) y Muertes de perro (1958).

Los años 50: el realismo crítico o social: Ferlosio y Aldecoa

Etapa caracterizada por el realismo crítico, realismo tradicional, la novela de fantasía y la novela metafísica.

El realismo crítico (auge entre 1954 y 1962): refleja la realidad de la época y la situación social e histórica del país. En esta narrativa influye la literatura europea.

Rasgos formales: se utiliza un estilo sencillo y destacan las siguientes innovaciones.

-Técnica objetivista: elimina al narrador en la historia y oculta el mundo interior.

-Reducción de la historia narrada a un espacio limitado y a un tiempo breve.

-Protagonista colectivo.

-Estructura fragmentaria.

Temas: vicisitudes de la vida, injusticias, condiciones laborales, emigración, marginación…

Tendencias del realismo: el neorrealismo (preocupación por los valores éticos y la intención testimonial) y la novela social (con posición ideológica y crítica, denuncia las injusticias).

RAFAEL SÁNCHEZ FERLOSIO: su obra más importante, de carácter neorrealista, es El Jarama (1956). Temas: trivialidad, pobreza mental y el tiempo. Espacio reducido, con paisajes descriptivos. Narrador objetivo. Diálogos banales entre los protagonistas con lenguaje coloquial.

IGNACIO ALDECOA: importante escritor de cuentos del periódico (por ejemplo: Espera de tercera clase) y novelas (El fulgor y la sangre (1954) y Gran sol (1957), ambas neorrealistas).

La narrativa de los años 60: aspectos formales, Martín Santos, Delibes, Goytisolo y Marsé

Con la novela Tiempo de silencio (1962) de Martín Santos, se inaugura una etapa de renovación de la narrativa española. En este año se publicó La ciudad y los perros de Vargas Llosa, abriendo un periodo de influencia de la literatura hispanoamericana.

Aspectos formales: la influencia de la narrativa extranjera se percibe en la novela de los 60.

-Ruptura del orden cronológico y tiempo reducido, con retrocesos, saltos temporales…

-Perspectivismo (uso de primera y tercera persona, e incorporación de la segunda): para el análisis y recuperación del pasado.

-Monólogo interior, el fluir de la conciencia, diálogo y estilo indirecto libre.

-Empleo expresivo de la tipografía.

-Riqueza expresiva.

LUIS MARTÍN SANTOS: Tiempo de silencio: se desarrolla en el Madrid de los años 40, con un lenguaje culto y técnicas novedosas. Realiza una descripción de la realidad de España y una reflexión sobre su historia y su cultura. Su obra contiene abundantes reflexiones (pobreza, desigualdades sociales…). Lo novedoso de esta novela son los rasgos formales.

JUAN GOYTISOLO: en las primeras novelasJuego de manos (1954) y Duelo en el paraíso (1955)- aparece el mundo de la niñez y la adolescencia. En la siguiente etapa, de la narrativa social, destaca Fiestas (1958) y La resaca (1958). Posteriormente, cultiva el objetivismoLa isla (1961) y Fin de fiesta (1962)-. Después con Señas de identidad (1966), Juan sin tierra (1975)… hay un retorno al subjetivismo y un cultivo de la narrativa experimental.

santosMIGUEL DELIBES: ha creado una extensa obra con una constante evolución:

  1. Realismo tradicional: primeras novelas.
  2. Realismo crítico: Cinco horas con Mario (1966).
  3. Tendencia experimental: Parábola del náufrago (1969).
  4. Realismo renovado: Los santos inocentes (1981).

JUAN MARSÉ:

  1. Primeras novelas: de estilo realista, Encerrados con un solo juguete (1960) y Últimas tardes con Teresa (1967).
  2. Tendencia renovadora: Si te dicen que caí (1973), obra de mayor experimentación narrativa.
  3. Regreso al estilo realista: Un día volveré (1982).

>>> Puesdes descargar una versión de este artículo en PDF

Anuncios