Inicio > La narrativa española de la Posguerra hasta finales de los años 60 > La narrativa española de la Posguerra hasta finales de los años 60

La narrativa española de la Posguerra hasta finales de los años 60

Por Gloria Pintor Serrano, B2C

Panorama general: En esta etapa la tendencia estética dominante es el realismo. Distinguimos las siguientes orientaciones:

Década de los 40: predomina el realismo tradicional y surge el tremendismo. Las obras son Nada, de Laforet y La familia de Pascual Duarte, de Cela. Al final de esta década, La colmena (de Cela) inaugura una nueva forma de modelar.

Década de los 50: continúa con el realismo tradicional pero predomina el realismo crítico – el cual refleja la realidad de la época en sus dos vertientes, neorrealismo y realismo social-. Otras tendencias son la novela de fantasía y la metafísica.

Década de los 60: dentro de la preocupación social y reflejo de la realidad de la época se produce una renovación estructural y lingüística de la narrativa inaugurada por la obra Tiempo de silencio (1962) de Martín Santos.

Los años 40: Cela y Laforet

La literatura de los años 40 está influida por las consecuencias de la guerra y las circunstancias sociopolíticas y culturales, por los que las obras se incluyen en el realismo tradicional.

CAMILO JOSÉ CELA

  1. Familia de Pascual Duarte (1942): obra importante en el resurgimiento de la narrativa de posguerra. Es una autobiografía de un condenado a muerte. El ambiente rural de la España anterior a la Guerra Civil y las circunstancias familiares en las que crece Pascual están determinadas por la pobreza, la crueldad y la brutalidad. En ella predomina la violencia.
  2. La colmena (1951): caracterizada por los testimonios del Madrid de la posguerra y la renovación narrativa en su estructura y estilo. Describe la vida de unos personajes marcada por las privaciones, la miseria, la falta de ideales, el miedo y la impostura. La obra se enmarca en el objetivismo y destaca por el protagonista colectivo, la secuencia de acciones sin orden cronológico y el habla coloquial madrileña. Los temas son la miseria y el sexo.

CARMEN LAFORET –ganadora del primer premio Nadal en 1945-.

  1. Nada (1945): obra realista, sencilla y testimonial de la España de posguerra, que trata de la historia de Andrea: joven que se traslada a Barcelona para realizar sus estudios universitarios, alojándose en casa de unos familiares pobres y con conflictos. Al final, se marcha a Madrid.

El exilio: Sender, Aub y Ayala

La narrativa del exilio gira en torno a al tema de España: el recuerdo de la infancia y la juventud, la guerra, la tragedia del exilio… Los autores del exilio cultivaron un realismo renovado.

RAMÓN J. SENDER: cuenta con:

–  Una producción novelística anterior a la guerra, de denuncia social, por ejemplo: Imán (1930).

–  Otra, posterior a la guerra: Réquiem por un campesino español (1953), obra que cuenta la vida y el fusilamiento de un joven aragonés que lucha por los derechos de los campesinos; y Crónica del alba (1942-1966).

MAX AUB: importante narrador con extensas obras. La serie sobre la Guerra Civil y sus consecuencias: Campo de los almendros (1968), Campo cerrado (1943)… En esta presenta una gran riqueza lingüística en los diálogos. Otra obra es La calle de Valverde (1961).

FRANCISCO AYALA: prosa reflexiva con una visión crítica, satírica y pesimista del ser humano. La cabeza del cordero (1949) y Muertes de perro (1958).

Los años 50: el realismo crítico o social: Ferlosio y Aldecoa

Etapa caracterizada por el realismo crítico, realismo tradicional, la novela de fantasía y la novela metafísica.

El realismo crítico (auge entre 1954 y 1962): refleja la realidad de la época y la situación social e histórica del país. En esta narrativa influye la literatura europea.

Rasgos formales: se utiliza un estilo sencillo y destacan las siguientes innovaciones.

-Técnica objetivista: elimina al narrador en la historia y oculta el mundo interior.

-Reducción de la historia narrada a un espacio limitado y a un tiempo breve.

-Protagonista colectivo.

-Estructura fragmentaria.

Temas: vicisitudes de la vida, injusticias, condiciones laborales, emigración, marginación…

Tendencias del realismo: el neorrealismo (preocupación por los valores éticos y la intención testimonial) y la novela social (con posición ideológica y crítica, denuncia las injusticias).

RAFAEL SÁNCHEZ FERLOSIO: su obra más importante, de carácter neorrealista, es El Jarama (1956). Temas: trivialidad, pobreza mental y el tiempo. Espacio reducido, con paisajes descriptivos. Narrador objetivo. Diálogos banales entre los protagonistas con lenguaje coloquial.

IGNACIO ALDECOA: importante escritor de cuentos del periódico (por ejemplo: Espera de tercera clase) y novelas (El fulgor y la sangre (1954) y Gran sol (1957), ambas neorrealistas).

La narrativa de los años 60: aspectos formales, Martín Santos, Delibes, Goytisolo y Marsé

Con la novela Tiempo de silencio (1962) de Martín Santos, se inaugura una etapa de renovación de la narrativa española. En este año se publicó La ciudad y los perros de Vargas Llosa, abriendo un periodo de influencia de la literatura hispanoamericana.

Aspectos formales: la influencia de la narrativa extranjera se percibe en la novela de los 60.

-Ruptura del orden cronológico y tiempo reducido, con retrocesos, saltos temporales…

-Perspectivismo (uso de primera y tercera persona, e incorporación de la segunda): para el análisis y recuperación del pasado.

-Monólogo interior, el fluir de la conciencia, diálogo y estilo indirecto libre.

-Empleo expresivo de la tipografía.

-Riqueza expresiva.

LUIS MARTÍN SANTOS: Tiempo de silencio: se desarrolla en el Madrid de los años 40, con un lenguaje culto y técnicas novedosas. Realiza una descripción de la realidad de España y una reflexión sobre su historia y su cultura. Su obra contiene abundantes reflexiones (pobreza, desigualdades sociales…). Lo novedoso de esta novela son los rasgos formales.

JUAN GOYTISOLO: en las primeras novelasJuego de manos (1954) y Duelo en el paraíso (1955)- aparece el mundo de la niñez y la adolescencia. En la siguiente etapa, de la narrativa social, destaca Fiestas (1958) y La resaca (1958). Posteriormente, cultiva el objetivismoLa isla (1961) y Fin de fiesta (1962)-. Después con Señas de identidad (1966), Juan sin tierra (1975)… hay un retorno al subjetivismo y un cultivo de la narrativa experimental.

santosMIGUEL DELIBES: ha creado una extensa obra con una constante evolución:

  1. Realismo tradicional: primeras novelas.
  2. Realismo crítico: Cinco horas con Mario (1966).
  3. Tendencia experimental: Parábola del náufrago (1969).
  4. Realismo renovado: Los santos inocentes (1981).

JUAN MARSÉ:

  1. Primeras novelas: de estilo realista, Encerrados con un solo juguete (1960) y Últimas tardes con Teresa (1967).
  2. Tendencia renovadora: Si te dicen que caí (1973), obra de mayor experimentación narrativa.
  3. Regreso al estilo realista: Un día volveré (1982).

>>> Puesdes descargar una versión de este artículo en PDF

Anuncios
  1. 18 enero, 2013 en 18:33

    Poned si puede ser la opción de descargar en PDF, que queda mejor que tener que copiarlo y pasarlo a un procesador de texto.

    Un saludo.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: